Algodón de azúcar

Era un día antes de Navidad cuando me atreví a decirte lo que sentía. Nunca es fácil y mucho menos siendo una adolescente. Solo se me ocurrió decirte que tenía dentro de mi pecho algo así como el Cortylandia cada vez que te veía, (algo cursi), pero era la verdad. Tú me preguntaste: ¿Las niñas que crecieron sin Cortylandia no sabrán lo que es el amor? Lo describirán con fuegos artificiales o con terremotos, ¿no?  

Me abrazaste.

El día antes de Navidad nuestras manos con guantes se pasearon cogidas como si fueran una. Para mí era la primera vez que andaba cogida de la mano de alguien que no era mi padre o mi madre. Para ti no era nuevo, pero te gustaba estar así conmigo, al menos eso me dijiste. Esa tarde, cruzamos el centro comercial muchas veces. Había una cierta emoción oculta en que la gente nos viera cogidas de la mano. Cuchicheaban y nosotras, nos hacíamos las despistadas, como si no fuera con nosotras.  Bajamos las escaleras de emergencia, aquellas que conocíamos a la perfección todos los de nuestra pandilla. Giramos en la puerta roja, que había que dejarla trabada con algo para que no saltara la alarma. Allí nos sentamos en el suelo como siempre, pero esta vez solas y después de una pausa dramática y un silencio que retumbaba en las paredes alicatadas, comenzamos a besarnos. Mi primer beso olía a algodón de azúcar y lejía. De lejos, unos niños cantaban “los peces en el río” y yo acariciaba tu pelo cuando dijiste:

-¡Qué voces tan agudas, qué se callen!

– ¡Eso, qué se callen, qué se callen… que molestan a mi novia!

-¿Soy tu novia?

Camino a casa aquella noche noté como las luces de navidad me perseguían. Mariah Carey en mi mp3 cantaba solo para mí (Butterfly) Aquella noche no cené al llegar a casa, mi madre me miró con esa cara con la que las madres te miran cuando saben que algo guay te ha pasado. Escribí en mi diario:

Día 23 de Diciembre. Me ha besado. La he besado. Ha sido lo mejor del año. De la vida. La quiero mucho. No puedo dejar de pensar en sus labios. Tengo aun su olor en mi pelo.

La noche de fin de año, doblé tres veces el papel de mis deseos de año nuevo y en cada cara de aquel papel, estaba escrito tu nombre. Pasamos la noche vieja juntas. Bailamos sin parar. Nos besábamos sin mediar palabra. Mis dedos se entrelazaban entre tu pelo. Me regalaste una flor sin olor. Y me trajiste el abrigo. Me agarré a tu brazo caminando por las calles vacías. Vimos el primer amanecer del año desde un puente de hierro.  Tú me besaste y yo hice una foto mental de aquel instante.

Chás!! (Este me lo guardo para siempre)

Era el día después de Reyes cuando me dijiste que te habías cansado de lo nuestro. Que ya no era igual. Que no querías volver a verme. Yo no podía creer que el amor doliera tanto. A penas unos días atrás ¡habíamos sido tan felices! ¿Qué había hecho mal?: “¿Será que no sé besar? ¡Pero si quedábamos súper bien en las fotos! ¡Nunca jamás volveré a querer a nadie como te he querido a ti! Si el amor duele tanto: ¿por qué todo el mundo habla de lo maravilloso que es esto? M E N T I R O S O S”.

Pasé con mi madre delante del Cortylandia un par de días después de que me pisotearas el corazón. Me paré un segundo a observarlo. Quedaban solo los restos de lo que había sido luz, fantasía y mucha ilusión. Muñecos sin cabeza, andamios, obreros colgando de una palmera de cartón, Papa Noel envuelto en plástico como si fuera Laura Palmer, un hada sin pies, un duende sin manos, la casita de chocolate sin techo… era decadente, exactamente como yo me sentía. Me puse a llorar.

¿Cariño, qué te pasa?  De mi boca solo salió débil, casi sin fuerza y temblorosa una palabra:

– Cor-tyyy-laaandia.

¡Ay! Pero hija, ya tienes 13 años, casi 14… pero aún así, bueno. No te preocupes. El año que viene lo ponen otra vez y yo te traeré a verlo como cada año. ¿Quieres un algodón de azúcar cariño?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: